Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

16 de marzo de 2012

Carta a los fieles camagüeyanos con motivo de la visita del Papa

                                               

                                      

                                     Camagüey, 18 de marzo de 2012

 

 

Queridos hijos e hijas:

Durante muchos días hemos rezado esta oración:

 

Gracias, Dios Padre, por enviarnos a Benedicto XVI,

sucesor de Pedro, Pastor Universal

y ahora peregrino ante la Virgen de la Caridad.

Envíanos tu Espíritu para comprender el mensaje del Papa

que Él nos anunciará en nombre de Jesucristo. Amén.

El Padre de todos los católicos viene a confirmar la fe de quienes participan en misa todos los domingos, confiesan y comulgan, anuncian el evangelio con obras y palabras y enseñan el catecismo.

El hijo mayor de la Virgen en esta tierra nos visita para rezar y arrodillarse delante de la Madre de todos los cubanos y con este gesto confirma la fe de tantos cubanos quienes desde hace 400 años traen flores y velas a la Virgen, se postran ante Ella y le ruegan por la familia y por las necesidades materiales, humanas y espirituales.

El Peregrino de la Caridad estará presente para confirmar las obras de misericordia de quienes visitan y cuidan enfermos, dan de comer al hambriento y de beber al sediento, acogen y hospedan al visitante, visten al desnudo, auxilian al preso y acompañan a los que lloran la muerte de sus seres queridos.

El Gran Maestro llega para confirmar en la esperanza a quienes enseñan al que no sabe, aconsejan al que lo necesita, llaman la atención cariñosamente al que se equivoca, perdonan las ofensas como Cristo y la Virgen consuelan al triste, comprenden las limitaciones del prójimo y rezan por los difuntos.

El Santo Padre estará al lado de los novios, felicitará su virginidad, aplaudirá el matrimonio natural, fiel y fecundo y bendecirá los frutos benditos de las embarazadas.

Benedicto XVI rogará a la Virgen en su Santuario de El Cobre por los jóvenes indecisos ante la llamada de El Señor a la vida de sacerdotes, diáconos, hermanos y monjas para que digan sí a lo que Cristo y el pueblo les piden.

El 264 Sucesor de Pedro confirmará a su iglesia en sus últimos grandes empeños: construir templos, atender a los presos, anunciar el evangelio a través de radio, televisión y prensa, y así continuar mejor su misión cultural, evangelizadora, educativa y caritativa.

El Pastor Universal quiere enseñarnos el Camino, la Verdad y la Vida y así lograr que la caridad una a todos los cubanos y nos tratemos como lo que somos, hijos de Dios, hijos de la Virgen y hermanos.

No dejes de verlo el 26, 27 y 28 de marzo, escucharlo, meditar sus mensajes, vivirlos y comunicarlos.

La Virgen de la Caridad nos ayude en este gran momento del Espíritu Santo.

Con la bendición de El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo,

                                                            +Juan García Rodríguez

                                                            Arzobispo de Camagüey